LA ACCION HUMANA

 

“…El género humano se halla, pues, en víspera de un continuo avance hacia condiciones de vida más satisfactorias. Progresar continuamente es la naturaleza del hombre. De nada sirve quejarse de la presunta pérdida de la felicidad de una fabulosa Edad de Oro. La condición ideal de la sociedad está ante nosotros, no a nuestras espaldas.” (Ludwin von Mises)
En el año 1920, en una de las oficinas de la Cámara Vienesa para el Comercio, la Artesanía y la industria se reunían periódicamente un grupo de jóvenes economistas. Que más tarde se conocerían como la Escuela Austriaca de Economía.
Sin embargo, el economista español, Jesús Huerta de Soto, nos señala que las bases teóricas, se sitúan muchos años antes, con la publicación de los Principios de Economía de Carl Menger. Este autor desarrolla la teoría del valor y de su colorario, la Ley de la Utilidad Marginal. Igualmente nace la idea del coste como valoración subjetiva de las alternativas a las que se renuncia al actuar (costo de oportunidad).
Posteriormente, un brillante alumno de Menger: Eugen Bohm-Bawerk catedrático de Economía en la Universidad de Viena y tres veces ministro de Hacienda del imperio Astrohúngaro, aplicó la teoría subjetiva al mundo financiero, en específico, a la teoría del capital y el Interés.
A su vez, el alumno más aventajado de Bohm-Bawerk, fue Ludwig von Mises, en cuya oficina en la Cámara de Comercio, fue donde se reunía la incipiente Escuela Austriaca.
Ludwig Heinrich Edler von Mises, nació el 29 de septiembre de 1881 en Lamber, capital de Galitzia, entre Polonia y Ucrania.  En 1900 inicia sus estudios en la Universidad Pública de Viena, en la Carrera de Derecho y Administración Pública.
Para esta época el pensamiento de Mises estaba influenciado por la Escuela Histórica de Administración Pública hasta que en 1903 lee el libro de Carl Menger, lo cual lo estimula a cursar el seminario de Bohm-Bawerk. En 1909 comienza a trabajar en la Cámara de Comercio de Viena. En 1912 publica La Teoría del Dinero y el Crédito. En 1919 publica Nación, Estado y Economía, y en 1922 El Socialismo. Participó durante dos años en la 1era. Guerra Mundial.
En 1934 se traslada a Ginebra donde se  hará cargo, hasta 1940 de la cátedra de Relaciones Económicas Internacionales de la Universidad de Ginebra. En 1940 parte al exilio, por temor a los nazis. De 1945 a 1969 fue profesor visitante en la Universidad de Nueva York. En 1949 publica una de sus principales obras, La acción humana. Muere en la ciudad de Nueva York, el 10 de Octubre de 1973.
Ludwig von Mises, a lo largo de su vida dejó grandes aportes a la ciencia económica, destacándose entre ellos:
1)      La aplicación de la teoría de la utilidad marginal al dinero, al afirmar que el precio o poder adquisitivo del dinero viene determinado por su oferta y demanda; la demanda de dinero a su vez, la efectúan los seres humanos, no basándose en la utilidad directa que el dinero proporciona, sino en función de su poder adquisitivo, no el de hoy, sino del comportamiento que se forman los actores económicos sobre el poder adquisitivo que el dinero tuvo ayer.
2)      La teoría austriaca del ciclo económico. Mises aplicando las teorías monetarias de la Escuela montarista (Corruncy School) a las teorías subjetivas del capital e interés de Bohm-Bawerk. Se dio cuenta de que la expansión del crédito sin respaldo de ahorro efectivo. No solo genera un crecimiento cíclico y descontrolado de la oferta monetaria, sino también, al plasmarse en la creación de créditos a tasa de interés artificialmente bajas, inevitablemente provoca un alargamiento  ficticio e insostenible de los procesos productivos, que tienden, en forma indebida a hacerse intensivas en capital (uso del factor capital por encima del factor trabajo).
3)      El cálculo económico en socialismo. Mises fue u duro crítico del sistema socialista y sobre su inviabilidad. En un sistema basado en la división del trabajo, y por tanto de cooperación social, afirmaba Mises, la producción requiere métodos para el cálculo de los gastos que exigen todas las formas imaginables y posibles de lograr esos fines. En la sociedad capitalista, las unidades del cálculo son los precios de mercado. Pero en un sistema donde el Estado es dueño de todos los factores de producción no hay mercado, y, por lo tanto, faltan los precios de esos factores. Por lo tanto los administradores socialistas les resulta imposible calcular, si sus planes son razonables o no. No disponen de una auténtica base de comparación entre cantidades de factores materiales de producción y de servicios, y por lo tanto no pueden comparar los gastos necesarios con la producción prevista (von Mises. Gobierno omnipotente.91)
4)      Finalmente, Mises concibe a la economía como una teoría de los procesos sociales dinámicos.

Ludwig von Mises a lo largo de su vida sostuvo que la tarea principal de las ciencias sociales debe consistir en el estudio de las consecuencias no intencionadas. Por lo cual, no es gratuito que su principal obra, escrita en 1949 se llame “La acción humana. Tratado de economía. Una gran parte de la bibliografía de Mises se puede conseguir en  idio


Publicado por Narciso Guaramato Parra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *