LA ESCUELA AUSTRIACA DE ECONOMIA

Narciso Guaramato Parra

guaramatoparra@gmail.com

@guaramatoparra

Lo que hoy conocemos como Escuela austriaca de economía nace en 1871 con la publicación del pequeño libro de Carl Menger  titulado Grundsaltze der Volkswirtschafislehre (Principios de Economía política).

 

A partir de 1920, de octubre a junio, un cierto número de jóvenes había tomado la costumbre de reunirse conmigo cada dos semanas. Mi despacho en la Cámara de comercio era bastante espacioso para contener  de 20 a 25 personas. De Ordinario nuestras reuniones empezaban a las siete de la tarde y terminaban a las diez y media. En aquellas reuniones discutíamos de manera informal de todos los problemas importantes de la economía política, de la filosofía social, de la sociología, de la lógica y de la filosofía de las ciencias de la acción humana. Fue en aquel círculo  donde nació la joven Escuela austriaca de economía política; y fue allí donde la cultura vienesa económica conoció uno de sus períodos áureos.” (Ludwin von Mises. Autobiografía de un liberal. Unión Editorial.2001)

A principios del siglo XX, la escuela Clásica de economía estaba haciendo agua, sus postulados no estaban resolviendo los problemas, por lo cual estaba recibiendo duras críticas. Las teorías más importantes y famosas de la economía clásica eran insostenibles, o en todo caso,, solo se podían sostener después de transformar o completar sus postulados. (Eugen von Bôhm-Bawerk). Economistas, propugnaban un mayor rigor matemático y como se mencionó en el artículo anterior, la Teoría del valor trabajo no era satisfactoria.

En Noruega, capital del imperio Austrohúngaro, un grupo de economistas austriacos: como Carl Menger (1840-1921) y Eugen von Bôhm-Bawerk (1851-1914), llegaron a conclusiones similares a las obtenidas por el Economista Suizo  León Walras (1834-1910) o las del economista inglés William St. Jevons (1835-1882) y las del investigador americano, el Prof. J.B. Clark (1847-1938). La clave de la Teoría del Valor es la “Utilidad Marginal”. Por esta razón se les llamó Marginalistas a ese grupo de economistas

Según las propias palabras de Bôhm-Bawerk: “…La idea de la utilidad marginal  es, en cierta medida, la clave mágica con la que el experto puede explicar los fenómenos más enredados de la vida económica y resolver los problemas más difíciles de la economía.” (Bôhm-Bawerk, Eugene. Ensayos de Teoría Económica. Volumen 1.  Unión Editorial. 1999:213”.

 Sin embargo, fueron dos economistas austriacos que le dieron el valor y la importancia al pensamiento marginalista, hasta el punto de formar una nueva forma de análisis, la Escuela Austriaca de Economía, y ser parte fundamental del pensamiento neoclásico, que en forma muy sencilla se puede decir que es la unión de la teoría marginalista con el concepto liberal clásico). Nos referimos a Ludwig von Mises (1881-1973) y su alumno más preciado, Friedrich A. Hayek (1899-1992). Dado el papel que han jugado estos autores en el pensamiento económico, se hace necesario estudiar a estos  autores de forma individual y por separado.

El próximo sábado 17 de noviembre, en Venezuela se celebra el día del economista, por lo tanto, les quiero dar a mis colegas las más sentida felicitación, recordando que estamos viviendo un período de cambios, que requiere grandes esfuerzos de reflexión y preparación para estar y estar a la altura de los retos.

Termino con las palabras dichas por el Prof. Domingo F. Maza Zavala, en el auditorio del Banco Central de Venezuela el 17/11/2006: “…si ustedes cuando lleguen a la madurez, el país sigue siendo este país adolorido, este país sumergido en la insuficiencia, este país desequilibrado y en gran parte enfermo, ustedes habrían fracasado como generación y hago votos porque ello no ocurra, hago votos porque al mediar el siglo XXI este país tenga conquistado un puesto digno bajo el sol, en la paz del mundo, en las solidaridad de los pueblos, en la vida tranquila y sencilla, pero segura y en el derecho de soñar, y no nos olvidemos de soñar.” (NEBCV. Día del Economista. Homenaje al Doctor Domingo F. Maza Zavala. Fondo Editorial Núcleo de Economistas. 2007:39)

Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *