BCV: RESULTADOS DEL ÍNDICE NACIONAL DE PRECIOS AL CONSUMIDOR, PRODUCTO INTERNO BRUTO Y BALANZA DE PAGOS

petroleo-venezolano-2014-2015-segun-bcv

La caída de la cesta petrolera venezolana en el III trimestre de 2015 fue de aproximadamente 52,8%, con respecto al mismo periodo de 2014. El barril de petróleo pasó de un precio promedio trimestral de US$/b 92,38 a US$/b 43,57 en el tercer trimestre de 2014 e igual lapso de 2015, respectivamente, para ubicarse en septiembre 2015 en US$/b 41,1. En dólares reales, el precio promedio de la cesta petrolera venezolana en 2015 se ubicó a niveles similares del año 2004, siendo el precio real más bajo en los últimos 11 años.

Además de los factores asociados a la caída de los precios petroleros, Venezuela sufre una Guerra Económica de nueva generación, promovida por páginas web que fijan la relación bolívar-dólar sin ningún criterio ni sustento económico que se corresponda con la dinámica económica del país. A través de sus redes sociales, estas páginas muestran una evidente voluntad política por desestabilizar la economía, con injerencia externa en la actividad política nacional. Así, se pretende imponer una dinámica que destruye los precios y establece reglas salvajes propias de un capitalismo especulativo.

Esta situación ha arrastrado como consecuencia un desequilibrio en la comercialización de bienes y servicios, y ha dado lugar a fenómenos como el “bachaqueo” y el contrabando de extracción de los principales productos demandados por el pueblo, lo que genera distorsiones en la oferta nacional.

Los factores mencionados han impactado de forma desfavorable el desempeño de las variables macroeconómicas, entre ellas la inflación, el crecimiento y la balanza de pagos. Con respecto a la inflación, estimaciones preliminares realizadas mediante el empleo de métodos econométricos lineales, muestran que cerca de 60% de la inflación registrada en 2015 es resultado de la incidencia del tipo de cambio, asociado a la exagerada depreciación del bolívar que se difunde a través de las referidas páginas web.

A pesar de estas distorsiones, indicadores sociales como desempleo, salario mínimo, acceso a las misiones y desarrollo humano, entre otros, ponen de manifiesto los efectos favorables de la acción del Gobierno a favor de la mayoría de los venezolanos.

Resultados del índice nacional de precios al consumidor (INPC) al tercer trimestre de 2015  

  • La variación acumulada durante los primeros nueve meses del año 2015 fue de 108,7%.
  • La variación anualizada al cierre del tercer trimestre de 2015 se ubicó en 141,5%.

El índice nacional de precios al consumidor (INPC), elaborado por el Banco Central de Venezuela (BCV) y el Instituto Nacional de Estadística (INE), registró hasta septiembre del año 2015 una variación acumulada de 108,7%, en la que se combinaron variaciones intertrimestrales de 19,1%, 26,1% y 38,9%, correspondientes al primero, segundo y tercer trimestre, respectivamente:

variacion-INPC-2014-2015

Asimismo, durante el primer semestre del año en curso se acumuló una variación de 50,3%, por lo que la variación intertrimestral se ubicó en el tercer trimestre en 38,9%.

Con estos resultados la variación anualizada del INPC para el mes de septiembre de 2015 fue de 141,5%.

INPC-venezuela-2014-2015

Al evaluar por agrupaciones los resultados del tercer trimestre de 2015 se puede apreciar que 9 de las 13 categorías del INPC presentaron un crecimiento menor al promedio global (38,9%): servicios de la vivienda (2,5%); alquiler de vivienda (9,0%); comunicaciones (15,0%); bienes y servicios diversos (22,3%); salud (23,8%); transporte (27,0%); esparcimiento y cultura (30,0%); equipamiento del hogar (33,3%) y vestido y calzado (35,6%). En las cuatro agrupaciones restantes se reportaron las siguientes variaciones acumuladas: servicios de educación (43,3%); bebidas alcohólicas y tabaco (50,9%); restaurantes y hoteles (52,0%), y alimentos y bebidas no alcohólicas (55,7%).

variacion-intertrimestrales-INPC-2015

En el ámbito geográfico se aprecia la variación acumulada en el tercer trimestre de Caracas, con 35,5%, y Maracaibo, con 35,2%. La mayor variación correspondió a Maturín, con 44,5%. Las restantes se ubicaron entre 40% y 43%. Al extender la descripción al acumulado del período enero-septiembre se nota que solo 2 dominios estuvieron por debajo de 100,0%: Maracaibo, 95,7% y Caracas, 99,6%. Los restantes crecimientos se ubicaron por encima de 107,0% y por debajo de 125,0%: Maracay, 107,5%; San Cristóbal, 112,4%; Barcelona-Puerto La Cruz, 116,6%; Mérida, 117,7%; resto nacional, 118,3%; Valencia, 119,4%; Ciudad Guayana, 120,5%; Maturín, 121,2%, y Barquisimeto, 124,9%.

INPC-2015-ciudades-venezuela

Los resultados reseñados se producen en un contexto general caracterizado por una reducción de la oferta de bienes de consumo final, debido a la baja en las importaciones y a la merma en la producción nacional, circunstancias a su vez influenciadas por la caída de los precios internacionales del petróleo. El desabastecimiento de algunos productos es percibido por la población como uno de los principales problemas que aquejan al país, junto a la especulación y el acaparamiento. La apreciación de existencia de acaparamiento en el país se ubica en 87,0%.

El PIB de la economía venezolana disminuyó 7,1% en el tercer trimestre de 2015

  •  La actividad comunicaciones creció en 2,2% y los servicios prestados por el Gobierno general en 1,0%.

De acuerdo con estimaciones preliminares, el producto interno bruto (PIB), a precios constantes, registró una disminución de 7,1% durante el tercer trimestre de 2015, con respecto al mismo período del año anterior, tal como se muestra seguidamente:

PIB-precios-constantes-2007-2015

Este resultado estuvo influenciado por la caída en el valor agregado de las principales actividades económicas. El desempeño, al integrase a los dos trimestres previos (-1,4% y -4,7%), arroja como resultado una contracción de 4,5% para el período enero-septiembre. Bajo la óptica institucional, en el tercer trimestre, el sector público experimentó un incremento de 1,1%, mientras que el privado descendió en 10,5%.

Entre los factores que determinaron el comportamiento de la actividad económica en el tercer trimestre, se encuentra la menor disponibilidad de divisas producto del impacto adverso de la caída de los precios del petróleo de 57,8%, con respecto a similar lapso de 2014, situación que afectó las importaciones requeridas por el aparato productivo nacional.

Valor agregado bruto (VAB)

Actividades económicas

Bajo el enfoque de actividad económica, el comportamiento adverso en el PIB, viene explicado por la disminución del valor agregado de la actividad no petrolera (-7,0%) y de la actividad petrolera (-1,9%).

Actividades no petroleras

En las actividades no petroleras destaca el crecimiento positivo experimentado en las comunicaciones (+2,2%) y en la prestación de servicios del Gobierno general (+1,0%). Sin embargo, estos resultados no permitieron compensar las disminución observada en: construcción (- 20,2%), instituciones financieras (-14,4%), comercio (-12,8%), manufactura (-11,1%), transporte y almacenamiento (-10,7%), servicios comunitarios sociales y personales (-6,6%), minería (-4,6%) y electricidad y agua (-3,7%).

Industria manufacturera

El comportamiento de la actividad manufacturera obedece al crecimiento de 12,7% en el componente público y la caída de 12,9% en el privado.

Construcción

El valor agregado de la actividad construcción registró una disminución de 20,2%, según los resultados del índice de volumen de la construcción, debido al descenso experimentado en las obras demandadas por los sectores público (-22,4%) y privado (-7,1%). Entre los aspectos que determinaron este comportamiento se encuentra la dificultad para acceder a insumos básicos, tales como el cemento y los productos de acero (cabillas), madera, vidrios, cables, cerámica, entre otros.

Comunicaciones

Esta actividad mantuvo su ritmo de crecimiento (+2,2%) por 47 trimestres consecutivos, en respuesta a la mayor demanda de servicios. Bajo el enfoque institucional, el componente público se elevó en 2,4%, mientras que el privado lo hizo en 2,0%.

Oferta y demanda global

La oferta agregada presentó una disminución de 13,4%, en el tercer trimestre de 2015, derivada de la caída en 26,9% de las importaciones y el descenso del PIB.

Por su parte, la demanda agregada interna bajó 14,5%, afectada por la disminución observada en la inversión bruta fija (-26,0%), el gasto de consumo final privado (-10,4%) y el gasto del Gobierno general (-6,4%). En el caso de la demanda externa, se registró una disminución de 0,8% en las exportaciones de bienes y servicios.

Se debe destacar que, de acuerdo con lo establecido en la ley que rige al Instituto y según lo consagrado en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, el Banco Central mantiene una actuación coordinada con el Ejecutivo Nacional, adoptando las políticas que favorecen el desempeño de la actividad económica del país y permiten contener de forma progresiva las presiones inflacionarias, en aras de garantizar el bienestar de la colectividad.

Balanza de pagos

El deterioro de los precios del petróleo en el mercado internacional agudizó el resultado negativo de los principales indicadores del sector externo en el tercer trimestre del año 2015.

  •  La cuenta corriente registró un saldo negativo de US$ 5.050 millones.
  •  La balanza comercial reportó un déficit de US$ 782 millones.
  •  Se amortizaron US$ 2.619 millones de deuda pública externa.
  •  La posición acreedora neta del país se ubicó en US$ 148.831 millones.

En el trimestre indicado, la combinación del déficit de US$ 5.050 millones en la cuenta corriente y el superávit de US$ 6.503 millones de la de capital y financiera, indujeron a que el saldo global de la balanza de pagos fuese positivo en US$ 578 millones y, por ende, que las reservas internacionales netas del país se ubicaran en un nivel de US$ 16.275 millones al finalizar el periodo.

Cuenta corriente

El déficit en la cuenta corriente, que resultó opuesto al superávit de US$ 434 millones registrado en el mismo periodo del año anterior, fue originado por el saldo negativo del comercio de bienes, que pasó de US$ 6.094 millones en el tercer trimestre del año 2014 a US$ -782 millones en el trimestre reseñado y, en menor medida, por los saldos de las cuentas de servicios y renta de US$ -3.110 millones y US$ -1.087 millones,respectivamente, aunque resultaron significativamente inferiores a los observados en el tercer trimestre del año 2014.

Balanza comercial

El déficit de la balanza comercial obedeció a que las ventas externas totalizaron US$ 8.483 millones, monto que resultó inferior al nivel de US$ 9.265 millones alcanzado por las importaciones de bienes.

El declive de las exportaciones totales estuvo marcado por las petroleras, dado el rezago de 57,8% en el precio promedio de la cesta venezolana por cuanto los volúmenes exportados aumentaron en 4,0% y, en cierta medida, por la contracción de 21,4% en las ventas no petroleras, que representan el 6,1% de las exportaciones totales, afectadas estas por el descenso tanto de los componentes privado (22,1%) y público (33,1%). El descenso de las exportaciones del sector privado se focalizó en rubros como sustancias químicas y minerales metalíferos; aunque se observaron incrementos en productos alimenticios. En las exportaciones públicas se observó una baja en sustancias químicas, carbón y electricidad, pese a que se evidenciaron aumentos en hierro, aluminio y acero.

El ajuste hacia la baja en el valor de las importaciones de bienes, al pasar de US$ 12.744 millones a US$ 9.265 millones para el trimestre, fue producto de las variaciones negativas del 13,1% y 9,3% en los sectores público y privado, respectivamente. En el descenso de las importaciones públicas contribuyeron las no petroleras, en particular en los rubros maquinarias y equipos, productos elaborados de metal, instrumentos médicos ópticos y de precisión, en tanto que en las petroleras las compras de productos de refinación del petróleo, metales comunes y otros tipos de transporte. La baja de las importaciones privadas se focalizó en renglones como alimentos, sustancias y productos químicos, entre otros.

Cuenta de capital y financiera

En el tercer trimestre de 2015, la cuenta capital y financiera registró un superávit de US$ 6.503 millones, que resultó inverso al déficit de US$ 814 millones observado en el mismo periodo del año anterior, afectado, en mayor medida, por el saldo positivo de US$ 7.524 millones en la subcuenta “otra inversión”, dado que la “inversión de directa” y la “inversión de cartera” reportaron signos negativos de US$ 830 millones y US$ 191 millones, respectivamente.

Consideraciones finales

Venezuela debe encontrar, en este momento histórico, el camino para afianzar un modelo económico productivo que genere la riqueza interna y permita incrementar el desempeño de los indicadores sociales logrados en años anteriores. Para ello, se hace necesario hallar nuevas vías que diversifiquen la economía y rompan con los casi cien años del modelo rentista petrolero. El objetivo es dejar de ser un país con volúmenes de importaciones importantes para convertirnos en una nación con niveles de producción que sustenten la demanda nacional de los venezolanos y con capacidad para la exportación de bienes y servicios. El BCV considera que están dadas todas las condiciones para avanzar en este modelo productivo que genere bienestar social y beneficios para la población venezolana, en especial aquellos que no han logrado su inclusión en el sistema social establecido.

Fuente: http://www.bcv.org.ve/Upload/Comunicados/aviso150116.pdf

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Compartir

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

2 thoughts on “BCV: RESULTADOS DEL ÍNDICE NACIONAL DE PRECIOS AL CONSUMIDOR, PRODUCTO INTERNO BRUTO Y BALANZA DE PAGOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *