Economía Venezolana en el Siglo XIX

La Economía, según Lionel Robbins la define como la ciencia que estudia la satisfacción de las necesidades humanas mediante bienes. Sin embargo otros como  Friedrich Engels ; afirman que la economía, es aquella que estudia las leyes relacionadas con la producción, distribución, circulación y consumo de los bienes materiales.

Ciertamente, los miembros de una sociedad consumen bienes y servicios para subsistir, pero es importante que estos sepan como deben administrarse estas variables para no caer en la escasez . Precisamente este es uno de los objetivos de la economía, dar las herramientas necesarias para saber como optimizar y manejar situaciones como éstas.

El individuo debe darle el mejor uso a los recursos con los que cuenta, y para ello debe tener en cuenta el entorno económico en el que se desenvuelve: inflación, control de cambio, variación de precios, impuestos, entre otros.

La economía venezolana del siglo XIX, fue completamente agrícola. Con el café y el cacao,  ya que en esa fecha se vivía en Europa una escases de esos dos productos (café y cacao) lo cual, llego a beneficiar a Venezuela, ya que si aumentaba diez veces mas la producción de esos artículos se exportaría mucho mas y esto traería consigo el bienestar y la felicidad del pueblo, y fortalecería al país ya que se estaba debilitando con tantas divisiones  y guerras internas que amenazaban a el comercio de esa época. Se puede decir, que Venezuela era los reyes de la exportación, la economía del país se sustentaba en la venta de esos productos al extranjero. Más del ochenta por ciento (80%) de los ingresos del país provenían de la fuente agrícola…así pues, cualquier fluctuación en los precios internacionales de esos productos era mortal para el país.

descarga

Aquí hay que considerar varias cosas. Principalmente el latifundio, en plena guerra de independencia, se firma la ley de repartos de 1817. Esa ley estaba destinada a dar tierra a los soldados, generales y demás personas que pelearan por la causa patriota…al terminar la guerra, a esas personas se les entregarían tierras para ser trabajadas.

En 1821, se reafirma esa ley y las tierras se entregan a todos aquellos que hubieran peleado con los patriotas…el gran problema de esto es que las tierras fueran entregadas en su mayoría a personas que no tenían recursos para trabajarlas y preferían venderlas y obtener el dinero(la mayoría de los soldados al terminar la guerra se encontraban en estado de casi absoluta pobreza).las personas que compraron esas tierras eran los más connotados generales de la independencia , en la cual, Páez era el mas connotado de todos, que al ir concentrando esa enorme cantidad de tierras se van convirtiendo en los mas grandes latifundistas del país.

Es como así nace el problema de las tierras ociosas en el país. Problema que se agudiza después de 1830. El gobierno nunca tuvo una política hacia la producción agrícola en buena medida porque quienes estaban en el gobierno (Páez, Soublette, The Monagas Brothers). Eran los principales latifundistas del país, y solo se preocupaban por lo que producían en sus tierras. Suma a todos eso las deudas con la que nace la república en 1830, los desastres enormes fiscales (que son particularmente agudos durante el decenio de los Moragas) y la manera en que las leyes cada vez hacían menos posible que se estableciera una producción seria, pasando de una legislación que protegía al deudor a una, donde se privilegiaba el derecho del acreedor (la ley de espera y quita de 1841 o la de libertad de contratos de 1834)

Suma a todo ese desorden legal, fiscal y político la inestabilidad social. Tienes un país que tiene no menos de 7 revoluciones desde 1830 hasta 1870. Revoluciones que nacían en las haciendas y eran comandadas por los latifundistas (que antes o en algún momento fueron soldados o militares) y cuyo ejercito eran los peones de haciendas. Con esa clase de productores era particularmente difícil llegar a establecer niveles de producción agrícola que sostuvieran al país. Por eso, cuando se revisan los números se encuentran tantos déficits.

image002

La economía nacional del siglo XIX nunca logro establecerse, solo a finales del siglo con Guzmán Blanco se encontraba algo de orden y aun así, los desordenes fiscales harán mella en la economía del país. Aun así el campo se mantiene como el principal proveedor de recursos a la economía nacional hasta 1925. Año que en la cual, por primera vez los recursos de algún otro producto superan a los del campo. Ese producto es el petróleo.

Se podría concluir en que la actividad agro-exportadora,  constituyo la base en torno a la cual se estructuro y consolidó la formación social venezolana, durante más de cuatro siglos, esta actividad represento la única fuente generadora de excedentes significativos, entre los cultivos ya antes mencionados como el cacao y café, entre otros. Aunque la vinculación de la economía venezolana con esas áreas capitalistas fue de naturaleza comercial.

En el último tercio del siglo XIX, comenzó una animación importante de las actividades económicas. Las medidas dictadas por el presidente Antonio Guzmán Blanco lograron ampliar el mercado interno. Tras el retiro de Guzmán Blanco, a partir de 1888, se cayo de nuevo en la anarquía, pero el mercado estaba mas fortalecido que en las ocasiones anteriores, lo que le permitió resistir la situación sin llegar a paralizarse como en las situaciones pasadas, e incluso se lograron algunos progresos, que permitieron entrar en el siglo XX con cierto grado de organización y alguna infraestructura básica.

La sociedad desplegó una intensa actividad entre 1830 y 1834, en donde se produjeron en su seno provechosos debates de carácter económico; se divulgaron conocimientos destinados a servir de orientación a los productos agropecuarios; fueron presentados planes y  propuesta con la intensión de mejorar los manejos comerciales y financieros, incluida la creación de un banco mercantil.

En los últimos doce años del siglo XIX y en el primer decenio del siglo XX, el país sufrió una era de inestabilidad política unida a una caída de los mercados externos, sobre todo el café por la competencia brasileña, y otros rubros que, de nuevo, deprimieron el mercado interno, sin embargo, la solidez de la organización e infraestructura ya creada permitió no solo resistir esa situación sino estar en condiciones de poder recuperarse con mas facilidad que antes.

El cambio posible para ese momento era la adopción del liberalismo. Venezuela acogió entonces a él sin experiencia en el manejo de sus mecanismos y con una economía desfalleciente, dejada el libre juego de las fuerzas del mercado. Desde el año 1840 se constato que los resultados habían dejado de ser satisfactorio para una parte de los más connotados dirigentes nacionales de la economía y la política. El pensamiento económico tuvo esa manera la difusión y ejercitación necesaria en el país aplicación del esquema liberal, los problemas persistirán por el resto del siglo XIX.

 images

3 thoughts on “Economía Venezolana en el Siglo XIX

  • yohander

    on

    ta bueno

  • tan largo a mi pusieron a aser un periodico ay q chimboo

  • Pedro Florencio Arrioja Gaitan

    on

    muy importante saber que dejamos de producir lo que a diario nos comemos, se desestimuló al productor campesino, se menospreció el fruto de sus manos, se hizo bulín de Él., hasta el punto que se sintió vergüenza de si mismo y de su labor de pequeño productor,, perdió su autoestima como hombre ante la sociedad. Sin darnos cuenta cuanto daño hicimos a ése hombre y a nuestra sociedad. Hoy sabemos el valor del trabajador campesino, cuando buscamos un kilo de yuca, harina de maíz, auyamas, frijoles y no los encontramos a ningún precio. Todos abandonamos el campo Venezolano y nos vinimos a la Ciudad para estudiar para Doctores, Clérigos o Militares sin darnos cuenta que todas esas personas también comen el de las manos del trabador del Campo.Todo comenzó cuando se descubrió el primer pozo petrolero en el país, lo que significa que la actual crisis comenzó hace mucho tiempo, desde que dejamos de producir lo que a diario nos comemos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *