Indepabis realizó inspección a importadora de vehículos Fiat

La empresa importó 2.200 vehículos, de los cuales la mitad funcionará con sistema dual: gasolina y gas, explicó el coordinador del organismo en Vargas, Heli Collado

fiat 2013 indepabis

El Instituto para la Defensa de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios (Indepabis) realizó una inspección y fiscalización al proceso de reconversión de los automóviles Fiat a gas natural vehicular (GNV) con la finalidad de constatar que se estén despachando las unidades a las concesionarios.

“Con este operativo se está garantizando a la población el acceso a los bienes y servicios, en este caso vehículos, de manera de evitar el acaparamiento”, manifestó Heli Collado, coordinador de Indepabis en Vargas, desde la sede de la importadora de vehículos Fiat en Catia La Mar.

Collado explicó que el 24 de enero un helicóptero de la Guardia Nacional Bolivariana detectó una gran cantidad de vehículos en un terreno de Playa Grande, en Catia La Mar. Ante la novedad, el Indepabis realizó las averiguaciones. Le solicitó a la empresa importadora toda la documentación y una explicación de las razones por las que se encontraban allí tantas unidades.

Se le hizo el seguimiento para garantizar que, una vez que la empresa hubiera recibidos los kits de reconversión a gas, iniciara la instalación, para evitar la retención de los vehículos y su incorporación a la cadena especulativa.

La investigación arrojó que la empresa Comercializadora Todeschini, representante de Fiat en Venezuela, importó 2.210 vehículos desde Argentina, de los cuales “960 vienen con predisposición a gas”, esto quiere decir que disponen de componentes para instalar el sistema que permite a las unidades funcionar con ese combustible.

“Por eso estaban estacionados en ese terreno, porque en este almacén, donde se hace la reconversión, no hay espacio para tantas unidades. El resto, unos 1.200 carros fueron despachados directamente a los concesionarios a un precio regulado de referencia de 149 mil bolívares”, informó Leonardo Martins, gerente de postventa de Comercializadora Todeschini.

Se comenzó el trabajo de reconversión el 13 de febrero y hasta la fecha se disponen de 120 automóviles que funcionan con el sistema alterno de gasolina y gas natural para vehículos, argumentó el ejecutivo.

“Es importante aclarar que después de realizar la adaptación, que se hace de manera artesanal, un personal de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) debe auditar los vehículos y emitir unos certificados para poder enviar las unidades al los concesionarios”, agregó.

Son vehículos que se van a adaptar al combustible dual, gasolina y gas natural. Por esa razón están estacionados en un lugar más amplio para luego ser trasladados al taller de reconversión.

Esta operación consiste en la incorporación de un kit GNV para que las unidades puedan funcionar con gas también. Son componentes que se importan la mayoría de Brasil; la otra parte, alrededor de 50%, es de fabricación nacional.

El tanque o cilindro de almacenaje de gas tiene una capacidad de 50 litros equivalente a 12,5 metros cúbicos de combustible con una autonomía de 140 kilómetros. En el taller se pueden adaptar 20 automóviles por día.

“El kit no tiene ningún tipo de costo para los concesionarios, ni para el consumidor, lo asume la empresa comercializadora de Fiat en el país y después le pasa una factura a Pdvsa por la conversión”, destacó Martins.

La ventaja del tanque en los automóviles Fiat, instalados en el modelo Siena, es que ocupan muy poco espacio. “Van entre la maleta y el asiento trasero. En caso de una emergencia, choque o incendio, la válvula de escape del combustible se cierra automáticamente”, enfatizó el ejecutivo.

T/ Manuel López
F/ Miguel Romero

CorreodelOrinoco.gob.ve

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Compartir

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *