Inflación en América Latina

inflacion-america-latina-2014

En América Latina y el Caribe, según la CEPAL,  la inflación acumulada a octubre de 2014 fue de un 9,3%, frente a un 7,6% registrado en diciembre de 2013. A pesar de que en la mayoría de los países de la región se produjo un aumento de la inflación en comparación con el resultado de 2013, se observan diferencias bien marcadas entre los países; es así como los datos del recién finalizado año 2014 muestran que Venezuela y Argentina son nuevamente los países de la región con mayor inflación, mientras que el resto de las economías de la zona cerraron el año con una inflación de un dígito, y en la mayoría de los casos por debajo del 5% anual, a excepción de Brasil que cerró con un índice de 6,6 % y Chile con 6,1 %.

En 2014, por segundo año consecutivo, Venezuela se adjudicó el índice inflacionario más alto de América Latina y el mundo: 63,6% (desde noviembre de 2013 hasta noviembre de 2014, según el BCV), mientras que Argentina, según la CEPAL y el Ministro de Economía,  ocupó el segundo lugar en la región con índice inflacionario de  24,2 % entre octubre de 2013 y octubre de 2014. Otro aspecto en común que comparten estos dos países es  la demora a la hora de dar conocer los índices oficiales, por lo que a la fecha no se tiene datos precisos de la inflación al cierre del año.

En Venezuela, el sostenido incremento de los precios al consumidor se debe a aspectos macroeconmicos como son el incremento de la escasez de productos, el impacto de la depreciación del bolívar en los precios internos y al fuerte crecimiento de los agregados monetarios, como bien lo señala la CEPAL no se debe ni al acaparamiento ni a la especulación, estos más bien serian consecuencia de lo anterior.

El gobierno para tratar de frenar esta espiral y proteger a los más desfavorecidos, ha creado los controles de precios sobre los productos más básicos, sin embargo, el objetivo no se cumple, porque simplemente los productos regulados se consiguen muy poco.

País 2010 2011 2012 2013 2014
Argentina 10,9 9,5 10,8 10,9 24,2
Bolivia 7,2 6,9 4,5 6,5 3,6
Brasil 5,9 6,5 5,8 5,9 6,6
Colombia 3,2 3,7 2,4 1,9 3,3
Chile 3,0 4,4 1,5 3,0 6,1
Ecuador 3,3 5,4 4,2 2,7 4,0
México 4,4 3,8 3,6 4,0 4,3
Panamá 4,9 6,3 4,6 3,7 2,1
Paraguay 7,2 4,9 4,0 3,7 3,5
Perú 2,1 4,7 2,6 2,9 3,1
Rep. Dominicana (*) 6,3 7,8 3,9 3,9 2,9
Uruguay 6,9 8,6 7,5 8,5 8,1
Venezuela 27,2 27,6 20,1 56,2 63,6

Fuente: CEPAL

Por su parte Panamá que fue el país con la menor inflación para el 2014 (2,1%), ha venido reflejando una disminución continua en los últimos años, obedeciendo a un crecimiento moderado de la economía así como a la aplicación del control de precios de emergencia, en julio de 2014, para 22 productos de la canasta básica familiar de alimentos. La regulación inicial es por seis meses prorrogables y es una medida de emergencia temporal que busca corregir fallas de mercado existente; el gobierno por su parte ya anunció la prórroga por 6 meses más hasta junio de 2015.

República Dominicana, cuya inflación ha caído de nuevo por debajo de la meta establecida por el Banco Central, es el segundo país con la inflación más baja (2,9 %) en América Latina para el 2014.  Esta baja en los precios obedeció a que la variación de precios experimentada por los Alimentos y Bebidas no Alcohólicas fue neutralizada en gran medida por la caída en el IPC de los grupos Transporte y Vivienda. En este sentido, y asociado a este rubro se podría decir que la caída en los precios del petróleo y por ende en el precio interno de los combustibles y del gas licuado de petróleo, ha repercutido favorablemente en el presupuesto familiar, ya que el ahorro en combustibles y transporte, genera holgura para satisfacer otras necesidades de los hogares.

 

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • Digg
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *