La Caverna

Por Guaramato Parra

…debe coparse el mundo visible con la prisión subterránea, y la luz del fuego con la que ella queda iluminada con la luz del Sol…” (Platón, La República)

 

¿Que pasaría si usted toda su vida hubiera estado amarrado, sin poder ponerse de pie, ni poder mover su cabeza para ambos lados? ¿Qué pasaría si usted lo único que puede ver es una pared, en una caverna, iluminada por una hoguera que se encuentra a su espalda?.

 

Antes de volver a la reseña de las principales escuelas del pensamiento económico, nos parece importante mencionar un tema que apareció recurrentemente en nuestras lecturas vacacionales. Robin Sharma, lo toca, Antonio Skármeta lo utilizó en su última novela, por mencionar a dos autores tan diferentes. El primero un asesor empresarial y un novelista, el segundo.

 

Nos eferimos a “La alegoría de la Caverna”, libro VII de la “República”. Obra escrita por el gran filósofo griego, Platón (427 -347 a de C), perteneciente a la gran triada, junto a Sócrates y Aristóteles, que  puso bases sólidas al pensamiento  filosófico occidental.

 

Ahora bien, que idea nos quiere transmitir esta alegoría? En la caverna, se encuentran unos cautivos. Están encadenados de cara al fondo, y lo único que pueden ver son sombras en la pared. Las sombras las proyectan marionetas de humanos y de otros animales accionados por gente que camina de un lado a otro, detrás de un muro o parapeto. De esta situación surgen algunas peguntas: ¿podemos pensar que en esa situación pueden ver de si mismos y de sus compañeros otra cosa que las sombras proyectadas por el fuego sobre la pared que está frente a ellos, y tomarlas como la verdad existente? ¿Qué pasaría si alguno de ellos puede escaparse y ver la luz del sol?.

 

El mismo Platón nos refiere “los cautivos representan la masa inculta de la humanidad. Las sombras solo son vagas representaciones de imitaciones de cosas reales, pero para los cautivos son la realidad, y esto señala la pobre comprensión de la gente dela naturaleza de las cosas que ven. El cautivo que es liberado y se vuelve hacia al fuego y las limitaciones que había considerado reales representan a quien tiene que aceptar el error a través de lo que ha aprendido” (Donald R. Moor. “Conversaciones con Platón”. Paidós. 2007. P.127)

 

Otra lectura, que enfatiza la mentira es: “La multitud está contemplando las imágines proyectadas en la pared, durante toda su vida han creído que lo que veían era la verdad, nunca se dieron cuenta de lo que veían o eta más que una ilusión. Cierto día una de las personas que formaban parte de la multitud se atreve a ser diferente. Se atreve a convertirse en un buscador y se pone a buscar la verdad. Se desencadena del suelo y sale de la multitud porque tiene el valor de ver lo que hay detrás de el en lugar de seguir mirando fijamente las imágenes proyectadas delante de el. Y lo que ve lo conmociona.” (Robin Sharma. “Descubre tu destino”.2000555. p.126)

 

Otros, más osados han interpretado  que la causa de las sombras puede encontrarse en las ideas de un gobierno autoritario y  dictatorial. Sin importar que interpretación se le de, “La alegoría de la Caverna de Platón· es considerada una obra maestra de filosofía, Vale la pena leerla y meditarla, para poser romper nuestras cadenas y Salir a ver la Luz.

Comparte
Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *