La OPEP y los precios del crudo

precios-opep-crudo

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) fundada en 1960, fija sus decisiones de política petrolera en base al precio de la denominada cesta OPEP estando integrada por doce variedades de crudo que se corresponden con los producidos por los países miembros.

La canasta OPEP no es más que una media aritmética de 12 variedades de crudo: el Saharan Blend (Argelia), Girassol (Angola), Oriente (Ecuador), Iran Heavy (Irán), Basra Light (Irak), Kuwait Export (Kuwait), Es Sider (Libia), Bonny Light (Nigeria), Qatar Marine (Qatar), Arab Light (Arabia Saudita), Murban (Emiratos Arabes Unidos) y Merey (Venezuela). La mayoría de estos crudos son de calidad media-baja, por lo que suelen cotizar con un fuerte descuento con respecto a los crudos de alta calidad como el Brent, con el que suele cotizar en promedio alrededor de dos dólares por debajo y el West Texas Intermediate, con el que la diferencia de precios oscila entre cuatro y cinco dólares. La cesta OPEP comenzó a cotizar el 1 de enero de 1987 y su precio se publica con un día de retraso, debido a que la OPEP espera a tener los precios de todos los crudos para luego calcular la media. En la actualidad, varios de los socios de la OPEP hablan de mantener un rango de precios situado entre 28 y 35 dólares, pero hasta ahora, Arabia Saudita se ha negado a elevar los mismos.

            Precio promedio $/barril Cesta OPEP

            Año     $/Barril            Año     $/Barril

            1960    1,63                1989    17,31

            1961    1,57                1990    22,26

            1962    1,52                1991    18,62

            1963    1,50                1992    18,44

            1964    1,45                1993    16,33

            1965    1,42                1994    15,53

            1966    1,36                1995    16,86

            1967    1,33                1996    20,29

            1968    1,32                1997    18,86

            1969    1,27                1998    12,28

            1970    1,21                1999    17,48

            1971    1,70                2000    27,60

            1972    1,82                2001    23,12

            1973    2,70                2002    24,36

            1974    11,00               2003    28,10

            1975    10,43               2004    36,05

            1976    11,60               2005    50,64

            1977    12,50               2006    61,08

            1978    12,79               2007    69,08

            1979    29,19               2008    94,45

            1980    35,52               2009    61,06

            1981    34,00              2010    77,45

            1982    32,38               2011    107,46

            1983    29,04               2012    109,45

            1984    28,20               2013    105,87

            1985    27,01               2014    96,29

            1986    13,53               2015*  45,10

            1987    17,73

            1988    14,24       Fuente: canasta OPEP

Si observamos la evolución de los precios desde la creación de la Opep, vemos como estos han sido afectados por varias crisis. La primera donde se da un gran salto en el precio pasando de 2,70 $/barril a 11 $/barril, fue por el embargo del crudo de los países miembros árabes de la OPEP (1973-1974). La segunda gran crisis se da con la revolución iraní y la primera guerra entre Irán e Irak (1979-1980). También se pueden mencionar la guerra del Golfo (1991), la inestabilidad de Irak a partir de la guerra (2003), el recorte de producción en Nigeria a causa de la violencia (2006). La crisis del 2008 fue la que impulsó los precios hasta llevarlos a su máximo histórico, consecuencia de un aumento persistente de la demanda. Para el período 2010-2011 se observó la segunda escalada histórica de los precios, resultado de un aumento en la demanda debido a la reactivación económica, y la falta de acuerdo de los miembros en lo que respecta la oferta para equilibrar el mercado por una parte, y la caída de la producción de Libia ante las revueltas políticas. Esta escalada de precios se mantuvo hasta mediados del 2014 cuando empezó a observarse una abrumadora caída en los precios para unos países y no tanto para otros.

Esta pérdida de valor se puede atribuir a un excedente de crudo en el mercado de parte de los países productores y a una reducción de la demanda petrolera resultado de un enfriamiento de la expansión económica global, tanto en Europa como en Asia específicamente china e India. Además, hay que mencionar el aumento de producción en Canadá y Estados Unidos, gracias a las técnicas no convencionales como el fracking o la producción a partir de arenas bituminosas que a pesar de que es una técnica bastante costosa y altamente contaminante, en estos momentos prefieren aplicarla por razones estratégicas y geopolíticas, para terminar de dar un duro golpe al mercado petrolero y lograr controlar dos grandes focos de problemas mundiales; por un lado impedir que el Estado Islámico se fortalezca con la venta de combustible extraído de los pozos de los cuales se ha apropiado en Irak y Siria, y por el otro el caso Rusia.

En este proceso de desplome de precios, los consumidores son los que ganan, al poder llenar sus autos de gasolina o calentarse en estos meses de invierno, con precios más bajos. Pero no deben confiarse en que es una atendencia sostenida, por lo que deben continuar buscando alternativas de energía más eficientes.

Palabras clave: OPEP, precios, crisis, cesta OPEP.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *