Modelos económicos en América Latina

modelos economicos AL

América Latina es una región muy compleja, por estar formada por países con diferencias muy acentuadas en varios aspectos como son lo cultural lo político y económico. En lo que respecta a lo económico es un tema bastante delicado ya que cuando vemos en retrospectiva la región, nos damos cuenta que la mayoría de los países han cambiado de enfoques a lo largo de los últimos 50 años, lo cual se ha traducido en conflictos con distintos desenlaces en la historia de la región.

En economía se describen  3 tipos básicos de sistemas económicos, que se ven claramente en la zona:

  1. Los  capitalistas,  libre mercado:
  2. economías mixtas
  3. Aquellos con clara tendencia al modelo económico marxista: específicamente Cuba y menor medida, Venezuela, Bolivia y Nicaragua

Dentro de esta gran clasificación, se encuentran variaciones, así dentro del  capitalista se puede hablar del modelo económico latinoamericano o modelo de sustitución de importación, (con intervención estatal  a través de incentivos y subsidios para la industria) desarrollado en los años 60,  como respuesta a las potencias extranjeras y en especial a Estados Unidos, que compraban la materia prima a nuestros países  a precios bajos y luego la traían de regreso a nuestros países ya elaborados y a altos precios. Si bien este modelo sirvió para que países como Argentina, Chile y otros más, comenzaran el proceso de industrialización, para nuestro país esto nunca ocurrió, ya que lo único que exportábamos era petróleo. Luego vino el modelo Neoliberal implantado en la región durante la década de los 70, donde se consideraba que el Estado es el principal causante de la crisis de los países latinoamericanos, afectando la eficiencia económica. Los neoliberales proponen en contrapartida la reducción del tamaño del Estado, desregulación de la economía y del mercado laboral, disminución del papel redistributivo del Estado, etc.  El primer país en aplicarlo fue Chile (1973), luego Bolivia (1985), México (1988), Venezuela, Perú, Brasil y Argentina (1989).

En relación a las economías mixtas podemos mencionar aquí el modelo Económico Social y Solidario aplicado por Ecuador, basado principalmente en la teoría de John Keynes, quien pone énfasis en el papel crucial que desempeña el nivel de gasto total para conseguir el pleno empleo, dando prioridad al aumento del gasto público. Modelo con el que se sustituye la mala experiencia neoliberal para dar paso a  un modelo donde no se elimina al mercado sino que por el contrario se pone al servicio de la sociedad con el fin de lograr los objetivos de esta última. Al igual que la propiedad privada la cual no será eliminada sino también de be ser cultivada y orientada hacia el bien social.

En lo que respecta a los modelos socialistas se pueden mencionar:

El socialismo de Estado,  donde Cuba es su principal representante, basado en una planificación casi total de la economía y un control estatal de los medios de producción. Adicionalmente, predominan el populismo y el nacionalismo antiimperialista, pensamiento este último arraigado en la población.

El Socialismo del Siglo XXI es un concepto que aparece en la escena mundial en 1996, a través de Heinz Dieterich Steffan, pero adquirió  difusión mundial desde que fue mencionado en un discurso por el Presidente de Venezuela, Hugo Chávez, el 30 de enero de 2005.   Su principal representante es Venezuela; en donde Chávez lo definió como un instrumento de lucha por las reivindicaciones sociales, políticas, económicas y culturales del pueblo. Ese pueblo siempre olvidado por las anteriores clases  gubernamentales.

Teóricamente, es un sistema de organización que le atribuye al Estado la absoluta libertad para ordenar las condiciones de la vida civil, económica, cultural y política, extremando la acción social en forma preponderante o con superioridad de opinión sobre la vida civil del ser humano. Sin embargo, este socialismo no está predefinido, por el contrario está en construcción por lo que realmente no se tiene claro todavía.

 Y Por último  el modelo económico social comunitario productivo, aplicado en Bolivia desde el 2006, enmarcado de lo que es el Socialismo del Siglo XXI pero con algunas variantes, como por ejemplo una fuerte política fiscal y el fortalecimiento del sector privado, que han hecho de este país uno de los que más han crecido económicamente en los últimos años.  En este nuevo modelo se establece una fuerte participación del Estado,  el cual no solo corrige las fallas de mercado sino también actúa para redistribuir la renta y promover la economía plural, en donde reconoce otros actores en la economía: el privado, el social cooperativo y el comunitario. Al sector privado como generador  de empleo, producción y servicios; y  al cooperativo y comunitario, como generadores de producción y empleo, bajo “principios de trabajo solidario y cooperación”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *