Una de cada tres empresas españolas ha desaparecido durante la crisis a causa de la morosidad

MADRID, 20 Jun. (EUROPA PRES) –

Una de la cada tres empresas han desaparecido durante la crisis a causa de la morosidad, lo que supone el cierre de 500.000 negocios (200.000 pymes y 300.000 autónomos) en España por el retraso e impago de facturas, según el estudio ‘La Morosidad de las Empresas en España’ elaborado por la Plataforma Multisectorial contra la Morosidad (PMcM).

El portavoz de la PMcM, Antonio Cañete, afirmó que “la morosidad es la segunda causa del cierre de empresas en España por detrás de la falta de financiación”, durante la presentación del informe que analiza los impagos entre empresas del sector privado.

En este sentido, el presidente de la PMcM, Rafael Barón, explicó que las cerca de 14.000 empresas analizadas tienen unas necesidades de tesorería derivadas del retraso de los pagos de entre 80.000 y 120.000 millones de euros. Estas empresas facturan cerca de 622.000 millones de euros al año, según los últimos datos que figuran en el Registro Mercantil correspondientes a 2010.

Barón señaló que “el retraso de los pagos provoca la falta de competitividad de las empresas españolas”, ya que “el sector privado está cobrando a plazos de más del doble que el resto de países civilizados”, a lo que hay que sumar “el aumento del coste del dinero.

El plazo medio de pago a proveedores por parte del sector privado se dilató en 2010 en España hasta tres meses y medio (105 días), frente a los 85 que establecía la Ley de Lucha contra la Morosidad en las Operaciones Comerciales, aprobada ese año.

MALAS PREVISIONES PARA 2011 Y 2012.

El presidente de la PMcM señaló que se prevé que los datos de 2011 reflejen un aumento de los plazos de pago de en torno a doce días respecto a 2010. “Los plazos de pago entre empresas serán peores en 2011 y en 2012 peores aún”, pronosticó Barón.

En este sentido, la PMcM alerta de que en 2012 el límite legal de pago está fijado en 75 días y que en 2013 la Directiva Europea exigirá a España pagar en un máximo de 60 días. Por ello, Barón pidió que “se exija ya el cumplimiento efectivo de la ley española y la creación del Observatorio de la Morosidad que prevé la norma”.

En 2010, por sectores de actividad, el estudio sitúa a la construcción como el más moroso en 2010 con 253 días de plazo medio de pago, seguido de servicios (142), industrial (69) y primario (48). El grupo de actividades profesionales se sitúa por detrás de la construcción (176 días) y engloba a los servicios jurídicos, consultoría, relaciones púbicas, técnicos, publicidad y diseño.

Por tipología de empresa, las compañías más grandes son las que presentan unos plazos de pago más cortos (103 días), y las pequeñas las que tardan más (127). Por su parte, las empresas medianas registraron un plazo medio de cobro de 110 días.

Concretamente, las 10 empresas más grandes de la muestra presentaron un mejor plazo medio de pago, con 82 días. En un segundo tramo hasta la número 111, los pagos ascendieron a los 105 días, y desde la número 112 hasta la última analizada, el periodo se alargó hasta los 108.

Por comunidades autónomas, las regiones con el sector privado mejor pagador son Navarra (69), Cantabria (77) y Aragón (79), mientras que las que más dilatan sus plazos de pago son Madrid (120), Andalucía (119) e Islas Baleares (112).

El resto de Comunidades presentan los siguientes pagos: Castilla-La Mancha (83), Comunidad Valenciana (90), Galicia (90), La Rioja (91), Asturias (95), País Vasco (95), Cataluña (96), Islas Canarias (105), Murcia (107), Castilla y León (108), y Extremadura (110).

Por cifra de ventas, las empresas con una facturación de entre 500 y 1.000 millones de euros fueron las mejor pagadoras (85 días). Le siguieron las de 100 a 500 millones de euros (94), las de más de 1.000 millones (96), y las de menos de 100 millones (108).

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Compartir

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *