Cómo atacar la inflación en Venezuela

Muy conocida es a estas alturas el problema de precios y escasez de la economía venezolana, pero la gran pregunta más allá de un cambio político es que tipos de reformas económicas serán las más eficaces realizar para solucionar el problema de la hiperinflación.

La economía venezolana en los últimos años ha sido víctima de improvisación por la supeditación de la política económica  al mantenimiento del poder político básicamente. Política populistas llevadas hasta las último, han traído escenarios no prácticos en conceptos económicos.

El aumento constante de la base monetaria sin respaldo e incentivo productivo, empuja a la mayor parte de los sectores de la sociedad a preguntarse sobre el punto de quiebre o de inflexión. Cada día parece que surgen más personas en la búsqueda de soluciones más acordes con la realidad política y económica.

Con una inflación anualizada de 6147% y la de febrero en 80% según estudios de la Asamblea Nacional y de porcentajes de años anteriores según el Banco Central de Venezuela (B.C.V.).

Con menos divisas por exportaciones petroleras y menos importaciones de insumos, el bolívar está perdiendo progresivamente su valor y la confianza en el público.

Entonces,

¿Qué hacer?

Lo más importante para la mayor parte de las personas es recuperar el poder de compra que le genere bienestar al cubrir las necesidades básicas, las más importantes que son alimentos y medicinas, y eso con una moneda como el bolívar en estas condiciones no es posible.

Se plantea en primera instancia lo que ha venido pasando pero controlado, dejar que el libre cambio de monedas fluya, la voluntad de cada individuo decide en que moneda mantiene sus ahorros y ejecuta sus gastos como prueba de confianza en el sistema económico mundial.

Leer Más  Indicadores Económicos de Venezuela 2018

El desincentivo a mantener la moneda local va a crecer, pero se generará en primera instancia la capacidad de compra del público de acuerdo a reformas en controles y aranceles en la importación de productos para abastecer la demanda.

Es indudable que la oferta de productos en una primera instancia se tiene que solventar por importaciones y esto pasa por reformas en los controles y aranceles. Al largo plazo, cuando el tema se vuelve más estructural, la industria petrolera y la estructura productiva sientan las bases para la estabilidad económica.

Otro de los planteamientos esta en dolarizar, es decir, permitir el uso  del dólar de Estados Unidos como moneda local para todo tipo de transacciones legales en la economía.

También anclar la moneda local a una moneda más estable por un patrón de conversión que llevará progresivamente a la estabilidad monetaria.

El financiamiento externo es fundamental para ello, solapar el endeudamiento no productivo para pagar a futuro en términos productivos.

La economía de un país se mueve por todos estos ciclos de endeudamiento e inversión que lleva al crecimiento económico y estabilidad de la moneda. Cuando se puede pagar es cuando se invierte de manera acertada.

La moneda local necesita nueva confianza del público y reformas en controles y aranceles.

Rommel A. Viloria A.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*