Mitos y realidades de la industria petrolera en Venezuela

En Venezuela se ha vivido del petróleo aproximadamente durante los últimos cien años, cuando se comenzó a comercializar en el año 1914 y desde ese momento la economía venezolana ha sido dependiente del petróleo, al ser dependiente de manera directa e indirecta.

Según el especialista en petróleo y economista Rafael Quiroz se sientan los análisis y manera de razonamiento del artículo:

En el momento en que los precios internacionales aumentan o disminuyen drásticamente se ve con mayor claridad el grado de dependencia de la economía de los ingresos provenientes del petróleo. Un ejemplo claro es la disminución de la capacidad de consumo en la economía en fecha recientes, entre otras cosas por la disminución de las ventas del petróleo.

La caída de la producción  y por ende de los ingresos provenientes de la  venta se debe  a la falta de inversión a tiempo en campos maduros y campos marginales.

Entre los mitos de la industria petrolera venezolana, se encuentra el tema de que una de las mayores reservas del mundo con el crudo no trabajado y de buena calidad se encuentra en la faja petrolífera del Orinoco. En los pozos que componen esta faja se encuentran uno de los crudos más pesados del mundo y que más trabajo lleva refinarlos y trabajarlos para su productividad, teniendo un costo promedio de producción de USD 27 a USD 35 por barril de petróleo, mientras que el costo promedio de todos los crudos es de USD 18,50 a USD 17,3.

Para tener una idea de lo costoso que es la producción del crudo proveniente de estos pozos, en Arabia Saudita el costo promedio de producción por barril es de USD 1,85 a USD 2 , claro está que se extrae crudo liviano.

Sobre el aumento de la producción en la faja petrolífera del Orinoco

En la faja petrolífera del Orinoco se encuentran trabajando 31 empresas transnacionales, ya que con un precios internacionales  por arriba de los USD 60 a USD 70 es rentable todavía la extracción y producción, obteniendo un poco más del 50% de ganancias. La explotación de los campos maduros tiene un costo de producción USD 9,58 y es una buena opción si el objetivo es aumentar la producción.

Se estima que por recuperación secundaria de los pozos marginales, que son aproximadamente 20000 pozos en la faja petrolífera del Orinoco el promedio de recuperación en el aumento de la producción de dos a tres años es de un millón de barriles.

La industria petrolera y demás fuentes de energía para el mundo

Unos de los temas más importantes para la existencia y rentabilidad de cualquier industria petrolera es la sustitución en el mundo del petróleo por otras energías, como la nuclear, la atómica, la eólica y la geotérmica, por escribir algunas.

La realidad es que cada país se especializa y puede especializarse en una fuente de energía en particular, al ver algunos países más inclinados, por ejemplo a la energía nuclear o atómica, y otros como Japón que ha abandonado progresivamente toda fuente de energía nuclear.

Se estima que el tiempo de abandono del petróleo como fuente de energía es entre veinte a treinta años. Esto no representa un abandono total en el mundo por parte de la demanda de petróleo, es decir, quedarán partes del mercado con demanda.

La industria petrolera en Venezuela, por los momentos no está preparada para alguno de estos escenarios.

Sobre PDVSA y la caída de la producción en tiempos recientes

Los ingresos petroleros han disminuido en los últimos años. Estos se debe a distintos factores y su capacidad de recuperación y apalancamiento se deben a distintos factores. Entre ellos están:

  • PDVSA tiene una deuda consolidada de USD 85.000.000.000, (ochenta y cinco mil millones de dólares de Estados Unidos).
  • Ha disminuido su nómina profesional en los últimos años de 145.000 a 111.000 empleados. En el primer trimestre de este año (2018), se han retirado más 70.000 personas, incluyendo ingenieros y economistas petroleros con años de experiencia en el tema.

Esto es un factor negativo en el apalancamiento de la producción petrolera.

  • Tiene problemas de flujo de caja.

De manera general, entre los problemas de la industria petrolera venezolana se encuentra la no emancipación de la industria y la paralización de la industria petroquímica, la construcción y desarrollo de esta última ayudaría a complementar y aumentar los negocios en la industria.

Los cambios en la industria petrolera (PDVSA), y cambios en la estructura económica son necesarios, tal vez no siendo rigurosos tal lo como señalaba alguna vez Alberto Adriani sobre la  inversión del petróleo como base y financiamiento para el resto estructura económica. Pero los ingresos provenientes del petróleo van a tener un rol importante, al menos hasta que existan espacios del mercado internacional que lo demanden como fuente de energía.

Rommel A. Viloria A.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*