Nuevos aranceles de China a Estados Unidos desploman los mercados

Portavoz del Ministerio de Comercio de China pronunció sobre la decisión china de imponer aranceles adicionales a mercancías provenientes de EE.UU.

La Comisión de Tarifas Arancelarias del Consejo de Estado de China decidió gravar aranceles de 15% o 25% sobre 128 productos provenientes de los Estados Unidos a partir del 2 de abril de 2018.

El portavoz del Ministerio de Comercio de China se pronunció acerca de esa decisión como se indica en lo siguiente.

El 23 de marzo, el Ministerio de Comercio de China publicó el listado de productos sujetos a la suspensión de concesión arancelaria como respuesta a la decisión estadounidense de imponer las medidas de la sección 232 sobre las importaciones acereras y del aluminio, y, en virtud de esto, consultó la opinión pública. Hasta el 31 de marzo, cuando se terminó el período de consulta mediante llamadas telefónicas y correos electrónicos se recibieron amplias opiniones partidarias a dicho listado, y favorables al gobierno en tomar medidas para defender los intereses nacionales y económicos, incluso muchos sugirieron que se reforzaran las medidas. A través de evaluación, se decidió aplicar esas medidas sobre las importaciones arriba mencionadas.

La parte china considera que la puesta en marcha de las medidas de la sección 232 sobre las importaciones de acero y aluminio como abuso de la cláusula de “excepción de seguridad” de la OMC, constituye efectivamente medidas de salvaguardia. Como estas medidas se aplican en contra de una minoría de países, representan una violación al principio de no-discriminación, que es la piedra angular del sistema multilateral de comercio, y resultarán graves en perjudicar los intereses de China. El 26 de marzo, la parte china planteó la petición de consulta mutua para la compensación comercial ante la OMC en virtud del Acuerdo de Medidas de Salvaguardia, la que fue rechazada por la parte estadounidense. Puesto que ya no existía la posibilidad de que ambas partes llegaran a un consenso, el 29 de marzo, la parte china notificó a la OMC sobre el listado de productos para la suspensión de concesión arancelaria, que supone aranceles adicionales sobre unos productos importados desde EE.UU., a fin de equilibrar las pérdidas causadas por las medidas de la sección 232 aplicadas por la parte norteamericana.

Leer Más  Maduro rompe relaciones diplomáticas con los Estados Unidos de América

La suspensión parcial de las obligaciones con la parte estadounidense es un derecho legítimo de China como miembro de la OMC. Deseamos que EE.UU. revoque las medidas que infringen las reglas de la OMC, a fin de que los comercios de los productos relacionados entre China y EE.UU. vuelvan al carril normal. Para China y Estados Unidos, las dos economías más grandes del mundo, la cooperación es la única opción correcta. Ambas partes deben atender los intereses y preocupaciones de otra parte mediante diálogos y consultas mutuas, logrando el desarrollo mancomunado, y evitar que las acciones posteriores produzcan más perjuicio a la cooperación global entre ambos países.

Tras el anuncio chino, el presidente estadounidense Donald Trump reaccionó en Twitter.

“No estamos en una guerra comercial con China, esa guerra se perdió hace muchos años por los insensatos o incompetentes que representaban a Estados Unidos (…) ¡No podemos que esto continúe!”, escribió.

China también puso en marcha un proceso ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) por la cuestión de los aranceles, anunció el miércoles el ministerio en un comunicado separado, denunciando una “violación flagrante de las reglas de la OMC”-

La administración Trump anunció el martes una lista de productos importados chinos, por un valor total de 50.000 millones de dólares, que tendrán que pagar nuevos aranceles. La medida es en represalia a lo que Washington considera la transferencia forzada de tecnología estadounidense a las compañías chinas.

La lista estadounidense publicada el martes contiene unos 1.300 productos, desde electrónica hasta piezas de aviones, pasando por satélites, medicinas y maquinaria. Los aranceles, que serían de un 25%, todavía tienen que ser aprobados y no podrían entrar en vigor antes de mayo.

Leer Más  China impone aranceles a 128 productos estadounidenses

Estados Unidos, cuya competitividad depende de su capacidad para innovar, abrió en agosto de 2017 una investigación en nombre del artículo 301 de su legislación comercial sobre presuntas violaciones chinas del derecho de propiedad intelectual.

Washington critica en particular el sistema de coempresa que China impone a las compañías estadounidenses. Según este sistema, las compañías que quieren acceder al mercado chino tienen que asociarse obligatoriamente con una compañía local y compartir con ella su tecnología.

Los aranceles también afectarán a las aviones estadounidenses de menos de 45 toneladas —más pequeños que los aparatos comerciales que fabrica Boeing—, como los jet privados Gulfstream V y otros similares que usan la élite china.

El lunes China ya había anunciado aranceles a 128 productos estadounidenses por valor de 3.000 millones de dólares a productos como la carne de cerdo, el vino y la fruta, en respuesta a los aranceles de Washington al acero y al aluminio chinos anunciados el 8 de marzo.

En las últimas semanas las decisiones de Donald Trump en materia comercial han sido criticadas por parte de la industria estadounidense y por miembros de su partido republicano y han provocado turbulencias en los mercados.

Mercados

Wall Street sigue sintiendo los efectos de la discusión entre los dos países y el Dow Jones sobre las 8:49 de la mañana, hora colombiana, presentaba una caída de 412 puntos.

El S&P 500 se contraía 30,98 unidades, con una caída de 1,22%, mientras que el Nasdaq, que recoge las ya golpeadas acciones tecnológicas, tenía una caída de 1,30%., expresado en 89,90 puntos. El mismo comportamiento mostraban las principales bolsas de Europa, que a esa hora se cotizaban en terrenos negativos.

Leer Más  Venezuela y China reactivaran ochocientos pozos petroleros

El DAX alemán perdía 0,97%, el Ftse de Londrés hacía lo mismo a un nivel de 0,41%, mientras que el CAC francés no se despegó de esta tendencia y mostró una contracción de 0,72%.

El movimiento bursátil refleja la decisión que anunció China de imponerle aranceles por US$50.000 millones a productos de Estados Unidos, un día después de que el Departamento de Comercio norteamericano revelara el listado de más de 1.000 productos chinos que iban a ser objeto de la medida impositiva que adelantó el presidente Donald Trump.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*