Países donde se pagan menos impuestos en América Latina

América Latina es unas de las regiones con las tasas impositivas más bajas del mundo. Entre todas las regiones de América Latina, Centroamérica es la región donde se fijan las menores tasas impositivas.

Antes de señalar nombres de países y valores porcentuales, debemos aclarar primero que es un impuesto, los tipos de impuestos y para que se emplean.

Un impuesto es una herramienta de política fiscal que tiene a su disposición el gobierno para recaudar fondos que van al fisco nacional. Los Impuestos sobre los ingresos y los bienes y servicios reducen el consumo privado, y aportan financiamiento al gasto público.

Los impuestos directos son aquellos que recaen directamente en las personas y en las empresas, estos tienen la ventaja de ser más ajustables a las circunstancias, como a la cantidad de dinero que se percibe y la capacidad de pago.

Los impuestos indirectos son aquellos que se gravan directamente sobre los bienes y servicios, y el peso del impuesto el individuo lo percibe indirectamente.

El sistema de impuestos indirectos funciona para inducir a que el consumo de un producto aumente o disminuya, ya que los niveles de demanda o consumo del producto van a estar determinados por la variación del precio que el impuesto le adhiere.

El impuesto recaudado sirve de financiamiento de actividades donde el gasto público juega un papel importante, de acuerdo a las políticas y la manera de concebir la economía y el grado de incidencia de las funciones de las instituciones del Estado en la economía.

El gasto público puede ir dirigido hacia distintas actividades, por ejemplo, en la construcción de autopistas, en el aumento de la calidad en la salud,  o en el financiamiento de la policía.

El gasto público también puede manifestarse por medio de transferencias, en forma de subsidios de cualquier tipo, por ejemplo, hacia el sistema de salud o hacia alguna etapa de la producción de alguna industria que requiera asistencia económica de acuerdo a un plan nacional.

El incentivo a la inversión del capital privado es más grande en aquellos países donde hay menores tasas de impuesto, ya que la función del Estado no afecta de manera significativa el desarrollo económico en cuanto a la consecución de ganancias del capital privado en la actividad económica.

Entre los países con menores tasas impositivas al ingreso de las personas en América Latina se encuentran Guatemala, Paraguay, Costa Rica, Bolivia, Honduras, República Dominicana, Panamá, Brasil y Perú.

Se pueden  ordenar  de la siguiente forma:

– Guatemala, del 7% al 5%

-Paraguay, del 10% al 8%

-Costa Rica, Bolivia, Honduras y República Dominicana, la tasa impositiva más alta es el 25%

-Panamá, la tasa más alta es del 27%

-Brasil, la tasa más alta es del 27,5%

-Perú, la tasa más alta es del 30%

Cuando se menciona tasas máximas se refiere a la tasa impositiva que se gravan al ingreso de los que más reciben  ingresos en el país, quiere decir que en los países donde no se señala una tasa mínima no se cobra impuestos a las personas que reciben ingresos más bajos.

Guatemala fija una tasa máxima del 7% sobre los ingresos más altos pero fija una tasa mínima del 5% a los ingresos más bajos, es decir, el gobierno financia parte de su gasto público con todo el ingreso percibido por los particulares de la economía. Mientras que los países como Costa Rica, Bolivia y Honduras no establecen una tasa mínima por esto se podría determinar la aplicación de una política fiscal más inclinada hacia la redistribución de riquezas.

Las tasas de impuestos van a determinar el comportamiento de los distintos agentes, personas y empresas, por estar comprometida su capacidad de consumo y obtención de beneficios.

El grado de fijación de las tasas de impuestos dentro de una economía va a determinar el grado de incidencia de la política fiscal, así como el grado de influencia de las políticas del gobierno en la economía.

El tema de los impuestos y la fijación de ellos van a depender de la coyuntura económica que se esté viviendo, de la presión del capital privado, de la postura del gobierno ante determinados factores internos y externos, y de la presión social.

 

Rommel Viloria

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*