¿Que son las Casas de Cambio?

Dentro del llamado mercado de divisas seguramente serán muchas las veces en las que se ha escuchado hablar de las llamadas “casas de cambio”, sitios, organismos y/o institución donde, y de allí precisamente proviene su nombre, las personas acuden para cambiar una divisa (moneda extranjera) por otra, estableciendo precios y ganancias por la operación cambiaría que realizan, siguiendo como base la tasa de cambio establecida al momento, pues este tipo de cambio vendrá determinado por la oferta y demanda que presenta una moneda sobre otra.

Las casas de cambio forman parte del mercado de divisas, el cual cumple funciones de convertir o cambiar la moneda de un país por otra, según la normativa vigente en dicho territorio, y la de garantizar seguridad en el proceso cambiario que se desarrolla. Es por eso que, este mercado permite que las empresas realicen pagos en otras monedas a compañías extranjeras, facilitan el proceso de las populares remesas, y se puede combatir las especulaciones que se generan alrededor de alguna moneda extranjera frente a las monedas locales. Precisamente, este mercado de divisas incluye toda una red de comunicación donde intervienen bancos, corredores de seguros, instituciones o empresas, los usuarios y las denominadas casas de cambio, quienes ganaron fama por ser un ente que facilita la conversión de monedas frente a todo el proceso que se debe llevar en un banco, por esto ganan comisiones que descuentan del total de cambio a dar.

En este orden de ideas, las casas de cambios, oficinas de cambio o centro cambiario son organizaciones, instituciones, organismos o sociedades anónimas que se encargan de las operaciones de compra-venta e intercambio de divisas por otra, originario en Europa con crecimiento exponencial al resto del mundo por el auge de economías y del predominio de monedas como el Dólar y el Euro frente a otras divisas. Normalmente las cosas de cambio están ubicadas en sitios de seguridad y de afluencia de personas, principalmente en bancos, centros comerciales, agencias de viaje, aeropuertos, puertos y estaciones de trenes, para que las personas cuentan con la opción de cambio de divisas para operaciones como viajes, procesos financieros o compras determinadas; inclusive el usuario puede contar solo con la opción de cambiar para resguardar su dinero en una moneda de mayor valor y de esta forma enfrentar las devaluaciones de algunas monedas.

Leer Más  BCV: Sistema de Mercado Cambiario funcionará de lunes a viernes

Las casas de cambio trabajan en un sistema regulado, y están condicionadas por los niveles de fluctuación que presente una determinada moneda según la oferta y demanda que está presente. Precisamente, las casas de cambio deben reflejar cual es la tasa de cambio establecido para el momento, similar a lo que deben mostrar las entidades bancarias, siempre el valor de la divisa debe conocerse y se deberá mostrar a los clientes para llevar a cabo la compra/venta y determinar cuales son las condiciones de cambios de una moneda por otra. La diferencia entre un banco y una casa de cambio se verá reflejado en el porcentaje que estas últimas cobran por el proceso, pues calculan según la cantidad a comprar y/o cambiar, recomendando que es preferible cambiar cantidad grandes, ya que los porcentajes de cambios suelen ser normalmente más altos cuando se cambian pequeñas cantidades, esto con el propósito de convencer al usuario a vender o cambiar más divisas, pues siempre una casa de cambio ofrecerá que entre más se cambia menor será el precio de la operación, sin embargo según el país existen limitaciones en las cantidades a cambiar.

Hay que señalar además que, las casa de cambio deben estar autorizadas por los organismos gubernamentales en materia económica y de mercado de divisas, normalmente el banco central del país en cuestión y la bolsa de valores; y las autorizaciones deberán estar visibles para que así el usuario sepa que la casa de cambio tiene todo el aval para las operaciones cambiarías a realizar, generando confianza en todo el proceso. Las casas de cambio entonces predominan en centros y lugares turísticos que atraigan visitantes de diversas regiones, y en sitios donde exista alguna necesidad de convertir una moneda en otra.

Leer Más  Remesas de venezolanos desde el exterior

Las casas de cambio, como se ha dicho, atienden:

  • Mercado interbancario, cuando exista un monto elevado en la operación y sirva como intermediario entre el usuario y el banco.
  • Mercado corporativo, para las facilidades de producción entre empresas y/u organismos que deseen comprar en otra moneda insumos para el sector comercial.
  • Remesas familiares, para el cambio de monedas recibidas desde el extranjero y su conversión a la moneda local según la tasa de cambio.
  • Mercado al menudeo, el cual es aquel que atiende cantidades pequeñas siendo principalmente el del turismo.

Es de destacar que, se han visto muchos casos donde la casas de cambio pagan menos por determinada divisa, pero cobran más por su venta, sin embargo esto es precisamente por pertenecer a toda una red de mercado, todo se regirá por la confianza, las condiciones de oferta y demanda, e inclusive por las situaciones económicas del país donde se hace el cambio y del valor de la moneda cambiada por aquella a la cual se aspira cambiar o comprar, las casas de cambio se dedican a todo el mercado internacional de divisas, no a uno específico o centralizado.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*