LA RECONVERSIÓN MONETARIA EN VENEZUELA AÑO 2018

En el escenario de hiperinflación y de reconversión monetaria, los nuevos valores de los billetes y el ajuste de salario mínimo forman parte de las medidas económicas adoptadas.

El aumento del salario mínimo hasta Bs S. 180 corresponde a una medida de ajuste para tratar de solapar el poco poder adquisitivo que tenía el anterior salario fijo de 5.196.000 o Bs. S. 5,2. También corresponden a medidas de reajustes de las finanzas del Estado el aumento del Impuesto sobre el Valor Agregado (I.V.A.) a 16%.

Esta medida en un principio pueden parecer coherentes de acuerdo al barril de  petróleo a precio de $60 y medidas macroeconómicas, monetarias y fiscales estables, pudieran ser la cura para los males hiperinflacionarios.

Algunas variables intervienen para que eso no sea de esa manera, entre ellas se encuentran:

  • La industria petrolera, fuente de los principales ingresos en divisas del país, tiene disminución en su capacidad de producción. En base a una ecuación de ingreso:

Y (Ingresos)= P (Precio) x Q(Cantidad), en este caso el ingreso disminuye si la capacidad productiva disminuye.

El ingreso (Y) disminuye en base a capacidades de producción cada vez menores con el paso del tiempo sin importar si el precio del barril aumenta a más de $60.

Lo que percibe el Estado en divisas depende de la capacidad productiva y del precio internacional. Si cualquiera de estos varía, también varía el ingreso para financiar cualquier gasto público productivo, como los salarios, subsidios y demás, contemplados en las fórmulas del Estado venezolano pero con obligadas aperturas a nuevos accesos de divisas.

  • La apertura de las subastas como transacciones de cambio de monedas, cuentan principalmente con divisas provenientes del capital privado fuera del país. El BCV cuenta con ocho mil quinientos millones de dólares ($8500000) dentro de los cuales siete mil millones de dólares ($700000) aproximadamente están en oro. Las variables económicas sobre la confianza en este caso quedan expuestas.
  • El porcentaje de ingreso que percibe el Estado en bolívares con el aumento del I.V.A. a 16% para financiar cualquier gasto público, como las nóminas del Estado, disminuye en un escenario de acelerada pérdida de capacidad de compra del bolívar.
  • El ingreso del Estado por el aumento de la gasolina cumple un similar papel en las finanzas públicas si el ingreso percibido en bolívares de devalúa en cada momento.

En una economía conectada con el mundo que se mueve con determinadas reglas y que se basa en la confianza por el cumplimiento de estas, las políticas fiscales y monetarias acompañadas con medidas de política social con indeterminada claridad de reglas acordadas no incentiva la recuperación en la capacidad de consumo de todas las personas y empresas.

La recuperación económica, de acuerdo al movimiento de transacciones comerciales y financieras se recupera cuando hay facilidades para ambas, y eso se logra con una moneda que tenga confianza y esté sujeta a políticas económicas claras para la sociedad. Cuando no se tiene financiamiento sólido en el mundo de  Estados de empréstitos y haberes es difícil sobreponer un conflicto no económico.

El bolívar pierde su capacidad de medio de cambio al largo plazo. Nuevas monedas toman para el público esta capacidad de ahorro.

Rommel A. Viloria A.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*